6 jun. 2014

Robots en el Open Europeo de la FLL

Para ver y apreciar las ideas plasmadas en los robots en la FLL lo mejor es estar como juez técnico. Los equipos te cuentan cómo es el robot que han construido y cómo lo han programado.

Este año hemos podido ver robots tanto con el NXT como con el EV3, y en cuanto a la programación un equipo al menos todavía utiliza Robolab. Creo que cara a la competición no ha sido significativo utilizar uno u otro, aunque en ciertos aspectos el EV3 ha facilitado desarrollar nuevas soluciones , por ejemplo en el apartado de la programación.

Sistema de selección automática del programa

En la FLL las misiones a las que los robots han de enfrentarse requieren del uso de diferentes complementos que los equipos cambian cuando el robot vuelve a la base. El número de complementos varía, pero entre los equipos que pudimos ver generalmente eran más que tres. En general, cuando el robot vuelve a la base, se detiene y se inicia un nuevo programa, que en muchos casos ha de ser seleccionado antes de ser ejecutado.

Algunos equipos lo desarrollan de tal manera que tras volver a la base el robot es suficiente con pulsar una tecla de la controladora para que ejecute el programa siguiente facilitando la tarea, aunque esto también tiene sus pegas si se quiere reintentar una misión.

El equipo Toyminators (USA), cuyo robot con uno de los complementos puede verse en la figura, utilizó  un código de colores y el sensor de color para que el robot fuese capaz de saber qué complemento estaba utilizando en cada momento. El programa principal leía el sensor de color y mostraba en pantalla el nombre del complemento instalado, de tal modo que al pulsar un botón ejecutaba el programa correspondiente (que había sido convertido en un Mi Bloque). De este modo podían ejecutar los programas en cualquier orden,  repetirlos si era necesario y reducir el tiempo y estrés entre salida y salida de la base.