30 abr. 2014

VEX IQ - Los kits

VEX IQ se presenta en 3 formatos, aunque en realidad se trata de un conjunto básico, con diferentes complementos según el kit que compras. El Clawbot es el modelo elegido para que los alumnos se familiaricen con las posibilidades de los diferentes elementos del kit. Se comienza por una base a la que primero se conectan todos los sensores para explorar sus funciones.

Base Bot

Después se usa la misma basa para añadir el brazo de Clawbot y avanzar en la exploración.

Clawbot
Para distinguir entre los tres kits disponibles, veamos primero lo que tienen en común para luego resaltar las diferencias.

La verdad es que la división de elementos es muy sencilla: los tres kits contienen TODOS los mismos elementos de construcción que permiten construir la base, el clawbot y más...

Los elementos de los que se construyen están hechos de plástico, con la excepción de los ejes, que son metálicos y son los mismos que se encuentran en los otros conjuntos de VEX.

Ejes con separadores y soportes para los mismos
Hay vigas y paneles de muchos tamaños, pero lo que llama la atención es el hecho de que son bastante grandes, lo que facilita la construcción de un robot grande y robusto con relativamente pocos elementos y por tanto en un tiempo relativamente reducido. Como se puede observar en la imagen, hay elementos con un ancho de 1, 2 y 4 unidades y largos de entre 2 y 16, lo que corresponde a un largo de algo más de 20cm

Estas vigas y paneles se unen mediante pines y conectores.


Hay una gran variedad de estos últimos, además de separadores con forma de pin en cada extremo


Además de elementos estructurales hay engranajes, poleas y ruedas para la parte mecánica del robot.




Lo siguiente son los elementos electrónicos de esta línea, empezando por el Robot Brain, el procesador central de VEX IQ. El robot Brain dispone de 12 puertos que pueden ser usados indistintamente para motores y sensores, una pantalla LCD retroiluminada y se puede programar con Modkit o ROBOTC.

El Robot Brain se alimenta de una batería de NiMH de 7,2V y 200mAH. Para reducir costes, los elementos electrónicos necesarios para la correcta carga de la misma está incluidos en el cargador (también incluido en el kit). Así se puede tener una segunda batería (muy práctico en competiciones) por menos de €20.


Cada set viene con 4 motores inteligentes. Estos motores incorporan un encoder con una resolución de 0,375 grados. Son inteligentes, ya que llevan un pequeño procesador que se hace cargo de parte de los cálculos del programa: si el Robot Brain indica que un motor tiene que girar 3 vueltas completas, el motor se encarga de llevar la cuenta y envía una señal al Robot Brain cuando ha completado su tarea.

También incluido en todos los sets está un par de sensores de contacto



Todos estos elementos vienen dentro de una práctica caja de almacenaje, con una bandeja para los elementos más pequeños.



Repito que todos estos elementos están presentes en cualquiera de los tres kits base de esta línea.

A partir de aquí es donde empiezan las diferencias:

  • Starter Kit with Sensors
    Como su nombre indica, además de los elementos de construcción comunes, este kit contiene una gran selección de sensores. Además de los ya mencionados sensores de contacto incluye sensores más avanzados, como el sensor de color, de ultrasonido, un giroscopio, y dos Touch-LED sensores que son capaces de brillar en 16 millones de colores diferentes y son sensibles al tacto de un dedo.
  • Starter Kit with Controller

    Lo interesante de este kit es el controlador. Este se puede conectar con el Robot Brain tanto mediante un cable (cable de red) o mediante un par de radiotransmisores, uno de los cuales se conecta al controlador y el otro al Robot Brain.

    Dispone de un total de 8 botones y 2 joysticks de 4 contactos. El controlador tiene su propia batería que dura unas 50 horas y se carga a través cualquier puerto USB.

  • Super Kit
    El super kit contiene los extras de ambos Starter Kits, es decir, un total de 7 sensores y el controlador. Por desgracia, actualmente sólo existen elementos de radiofrecuencia de 900Hz, los cuales no se pueden usar en Europa. Sin embargo, se está trabajando en elementos con una frecuencia de 2,4GHz que se ajustan a la normativa europea.

Por precio merece la pena hacer el esfuerzo de hacerse con el Super Kit. La diferencia no es mucha y aunque se pueden comprar todos los elementos (sensores, controlador, etc.) por separado para completar cualquiera de los Starter Kits hasta ser igual a un Super Kit, sale más económico comprarlo como conjunto.