9 sept. 2006

Un reto propuesto por Sivan Toledo

Sivan Toledo hace una propuesta interesante para montar con el NXT. En resumen, el RCX tenía 2 sensores de contacto con los que se podía montar un robot que podía detectar obstáculos a izquierda y derecha (discriminando los lados), aquí tienes un ejemplo. El NXT sólo tiene uno y Sivan propone una alternativa, utilizar un motor como sensor de rotación con una viga conectada a él de tal modo que al chocar a un lado o al otro pueda detectar en qué lado está el obstáculo. La viga girará y deberá recuperar su posición.

No hay comentarios: